Cómo restaurar una antigua alacena

El estilo denominado retro o vintage se refiere a aquel que toma como inspiración el pasado reciente de las últimas décadas (desde los años 50 hasta los años 90). Actualmente la decoración vintage o la decoración retro está de moda. Podemos encontrar gran cantidad de artículos en el mercado que quedarían englobados dentro de esta decoración vintage retro como muebles, electrodomésticos, objetos cotidianos, textil del hogar…Sin duda alguna esta moda retro da un aspecto diferente a cualquier habitación, un toque de antaño y divertido que ofrece personalidad al entorno. Además un punto muy positivo es que si seguimos este estilo no es necesario que acudamos a la tienda y tengamos que desembolsar gran cantidad de dinero para adquirir estos muebles, ya que lo más adecuado es recuperar viejos muebles o piezas que tengamos perdidos en el trastero e incluso artículos con historia de nuestros padres y abuelos.

En este caso os vamos a mostrar una antigua alacena de cocina restaurada. En tiendas de muebles podemos encontrar este tipo de muebles cuyo costo suele superar los 250 €. Afortunadamente nuestro amigo pudo recuperar un antiguo mueble de su abuela y restaurarlo por un precio mucho menor, únicamente tuvo que adquirir lija, una tablas finas para sustituir las interiores que estaban deterioradas, pincel y pintura (esmalte satinado). El resultado como podréis ver es fantástico. Un mueble original y llamativo que aporta ese toque retro a la cocina.

De manera breve los pasos para llevar a cabo para restaurar el mueble:

1) Limpiar el mueble de posibles restos de polvo y suciedad con un paño húmedo. A continuación desmontar las puertas, bisagras y pomos para poder tratarlas por separado.

2) Lijar toda la superficie con una lija de taco fino o lijadora de banda. Hay que realizar el proceso con cuidado para evitar dañar la madera. Las tablas que conforman los estantes interiores del armario se sustituyeron por unas nuevas.

3) El siguiente paso fue pintar el mueble, en este caso se pintó con esmalte satinado Luxatín de la marca Montó. Una pintura de gran dureza y lavable, totalmente adecuada para una cocina donde los muebles pueden mancharse o sufrir roces. Los colores elegidos de acuerdo a la decoración de la cocina fueron blanco y naranja.

4) Por último se montaron nuevamente las puertas, bisagras y tiradores (conservaron los tiradores originales algo que refuerza el valor del mueble).

P10106935) Para dar un toque decorativo a la alacena nuestro amigo recicló unos botes de plástico (que habitualmente encontramos en supermercados con encurtidos o conservas). Aprovechó la pintura naranja sobrante para pintar los tapes y combinarlo así con el color del mueble. De esta manera consiguió unos botes para pasta o legumbres 100% reciclados y adecuados para todos los bolsillos. Podéis ver el antes y el después del proceso de restauración de la alacena.Con estos sencillos pasos tendremos un mueble vintage en nuestro hogar.

alacena-antigua

P1010690

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *