Pintar tú vs delegar en un pintor profesional ¿qué te recomendamos?

Quieres dar un cambio de aires a tu hogar o quizá necesitas reformar tu espacio de trabajo y te surge la gran duda: ¿Pinto yo o delego la tarea en un pintor profesional?

La respuesta a esta pregunta es bastante ambigua: depende. Y pensarás ¡vaya solución! La decisión final está en tu mano y vamos a ayudarte a tomarla. En este post vamos a contarte los pros y los contras que tiene decantarse por cada una de estas opciones.

Ventajas de contratar a un pintor profesional

Antes de empezar, hemos de confesar que tenemos especial cariño por los pintores profesionales. Quizá no sepas que antes de lanzar la tienda online de melopinto.com, Manuel, uno de los creadores del proyecto web, fue pintor de brocha gorda durante más de 20 años ¡casi nada!

Sabemos que los pintores profesionales llevan a cabo una importante labor, que muchas veces pasa desapercibida para los ojos de la mayoría. Así que desde aquí lanzamos nuestro pequeño homenaje. Ahora sí… ¡vamos al meollo del asunto! ¿Qué ventajas tiene contratar a un pintor profesional?

  • #1 Sabes que el resultado del trabajo va a ser óptimo, siempre y cuando te preocupes en buscar a un buen pintor que te ofrezca calidad. Tal vez conozcas a alguno de ellos, y si no es así puedes utilizar Internet para contactar con los pintores de tu área de residencia. Es tan sencillo como acudir al buscador y teclear pintores Pamplona, si esta es tu ciudad.
  • #2 Si necesitas llevar a cabo un trabajo específico como el gotelé, el empapelado, un estuco o un efecto decorativo, te recomendamos que acudas a un profesional. Son encargos que si no se llevan a cabo con precisión pueden resultar una auténtica chapuza. También piensa en delegar en un pintor profesional si necesitas, por ejemplo, pintar una fachada que requiere del uso de andamios.
  • #3 Te libras de pringarte y puedes ahorrarte dinero a la larga. Si no tienes claro qué producto de pintura utilizar, cómo aplicarlo correctamente o qué cantidad emplear, puedes caer en el error de gastar más dinero de la cuenta. En cambio, un pintor que conoce bien su profesión tiene claro qué material y cómo debe emplearlo para no desperdiciar nada.
Delegar en un pintor profesional

Ventajas de pintar tú mismo

La segunda opción que tienes a tu alcance es liarte la manta a la cabeza y pintar tú mismo. ¡Ojo! Que de liada tiene poco si sabes por donde te andas. Estas son las ventajas de pintar por tu cuenta.

  • #1 Puedes manejar tus propios plazos y no dependerás de los horarios de otros. Si contratas a un pintor profesional debes adaptarte a su agenda de trabajo. En cambio, si quieres pintar por tu cuenta puedes empezar mañana mismo. Recuerda que tenemos envíos 24 horas en Península ;-).
  • #2 El ahorro es otro aspecto fundamental a tener en cuenta. Si tienes claro cómo llevar a cabo el trabajo o te asesoras bien en la tienda de pintura, pintar tu mismo o tú misma, te puede ayudar a dejar quietos en tu hucha del cerdito a esos euros tan escurridizos.
  • #3 Alegría por las manualidades. Nos explicamos… Hacer algo por ti mismo siguiendo el modo DIY que tanto está de moda tiene consecuencias directas sobre tu ego, sobre todo si el resultado es de tu agrado. Sin duda, reconforta saber que hemos conseguido algo por nosotros mismos y lo apreciamos mucho más. En serio, deberías probar alguna vez en pintar algo por tu cuenta para saber la satisfacción que produce. Eso sí, si no lo has hecho nunca antes, elige una tarea sencilla como pintar una barandilla o las paredes de una habitación.

¡Y hasta aquí podemos leer! Ahora ya tienes unas cuantas pistas para guiar tu decisión. Piensa bien el trabajo a realizar y si, de verdad, estás preparado o preparada para ello. ¿Te animas a contarnos tus experiencias sobre este asunto en comentarios? ¿Eres más de pintar por tu cuenta o prefieres delegar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *