¿Pintar las paredes de la cocina o decorar con azulejos?

¿Estás decorando tu nueva cocina o quizá ya tiene unos años y necesita una reforma? Ante estas situaciones, muchas personas se hacen la misma pregunta ¿debería pintar las paredes de la cocina o sería más conveniente decorar con azulejos?

Cada elección tiene sus pros y sus contras. Si estás en esta tesitura y necesitas consejo, vamos a mostrarte las ventajas y desventajas de cada opción.

Pintar paredes cocina

Pintar las paredes de la cocina: pros

#1 Facilidad de aplicación

La pintura es un material muy sencillo de utilizar que está al alcance de todo el mundo. Tan solo necesitas adquirir una pintura de calidad apta para cocinas y un listado breve de herramientas. Los utensilios básicos que necesitarás serán brocha, rodillo, cubeta, cinta de carrocero y plásticos para proteger las superficies en caso de que ya tengas mobiliario instalado en el espacio de cocina.

# 2 Coste más económico

La pintura puede ser más asequible para el bolsillo que la baldosa. Si bien es cierto que hoy en día puedes hacerte con azulejos para cocinas a un precio económico.

#3 Rapidez en la ejecución

No necesitas echar mano de un profesional de la pintura para poder decorar tu cocina si utilizas pintura. Tú mismo puedes llevar a cabo la tarea y créenos cuando te decimos que, incluso si nunca antes has tocado una brocha, el trabajo no te resultará demasiado laborioso.

Pintar la cocina o poner azulejo

 

Pintar las paredes de la cocina: contras

#1 Diseño limitado

Así es. Si optas por decorar con pintura tu cocina debes tener en cuenta que las posibilidades decorativas son limitadas. Aunque decidas combinar diferentes tonos, al final la pintura es una decoración plana sin motivos, algo que sí puede aportarte un azulejo. El consuelo que te queda es que puedes variar el color de la estancia más a menudo. O quizá combinar pintura de pizarra con pintura normal.

#2 Limpieza más complicada

La cocina es una de las habitaciones de la casa con más tute diario. En ella cocinamos y, generalmente, también es escenario de las principales comidas del día. La grasa y la suciedad se acumula inevitablemente en las paredes, y es necesario limpiar a diario.

Esta tarea se complica si has optado por pintar la pared. En este caso, siempre te aconsejamos que optes por una pintura que sea muy lavable para que sea capaz de resistir el frotamiento de la superficie durante el mayor tiempo posible.

#3 Mayor mantenimiento

Ya has visto que la limpieza de una pared de pintura es mucho más limitada que una pared de azulejos. Pero, además, el mantenimiento que tendrás que hacer será más continuo. Cada 4-5 años deberías repintar de nuevo la estancia. Esto es algo que no sucede cuando optas por la baldosa.

Decorar las paredes con azulejos para cocinas: pros

#1 Diseño de baldosas

Una de las grandes ventajas de decorar con azulejos para cocinas es el hecho de que puedes elegir entre un sinfín de diseños, acabados y tamaños. El mercado del azulejo cuenta con motivos decorativos realmente espectaculares. Puedes optar por un acabado más clásico y atemporal, o dejarte llevar por la modernidad y el color.

¿Has visto baldosas que siguen la tendencia de tipo «mosaico hidraúlico»? Son una auténtica maravilla. Otra moda actual es decorar con azulejos de pequeño tamaño.

Si necesitas consejos en la elección de azulejos siempre puedes recurrir a un decorador que te oriente o navegar en las redes sociales en busca de inspiración (Pinterest es una pasada para ésto :-))

Por otro lado, puedes jugar con alicatar a diferentes alturas para lograr diseños más innovadores y resultones.

Pintar la cocina

#2 Facilidad de limpieza y mantenimiento

Una baldosa es muy fácil de limpiar. Basta con pasar un paño humedecido con alguna solución limpiadora para dejarlas como el primer día. Esto es complicado si optas por la pintura. Además, si los cuidas como es debido los azulejos se mantendrán intactos a lo largo del tiempo. En este sentido, la baldosa es mucho más funcional.

Paredes con azulejos

Decorar las paredes con azulejos para cocinas: contras

#1 Coste

Embaldosar toda la cocina puede suponer un importante desembolso para tu economía. Asimismo, hay que tener en cuenta que ejecutar este trabajo de bricolaje requiere de cierta pericia y experiencia. Por lo tanto, deberás recurrir a un albañil o alicatador profesional.

#2 Resulta más complicado de cambiar

Si algún día te aburres de ver los mismos azulejos en la pared, el hecho de cambiarlos puede suponer una auténtica locura. Para extraer la baldosa es preciso picar y los escombros pueden ser bastante molestos.

¿Qué pasa si te cansas del diseño de tus azulejos? Siempre te queda la opción de pintar encima utilizando una pintura especial para baldosas.

Pintar la cocina y alicatar: ¿la alianza perfecta?

Existe una opción intermedia a la que puedes recurrir y que hemos visto mucho en decoración últimamente. Consiste en alicatar con azulejo aquellas paredes o áreas de trabajo que llevan más desgaste como la zona de la cocción, el lugar  de mobiliario o el frontal del fregadero, y cubrir de yeso para después pintar el resto de paredes de la cocina.

De esta manera huyes de la sensación de sala hospitalaria que puede dar recurrir solo a azulejos para cocinas desde el suelo hasta el techo. Además, puedes huir de la monotonía y llevar a cabo multitud de combinaciones de color y diseño tanto en pintura como en baldosa.

Y tú ¿qué prefieres? ¿Eres más de alicatar o de pintar? ¡La zona de comentarios es tuya!

 

4 comentarios sobre “¿Pintar las paredes de la cocina o decorar con azulejos?

    • el mayo 16, 2019 a las 7:53 am
      Permalink

      Gracias, por el comentario.

      Respuesta
    • el agosto 21, 2019 a las 4:20 pm
      Permalink

      Hola Marco, gracias por tu comentario.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *