Los mejores colores para pintar una casa: consejos y tonos para acertar

¿Cuáles son los mejores colores para pintar una casa? Esta es la pregunta que martillea tu cabeza ahora mismo. Tienes ganas de dar un nuevo aire a tu hogar o quizá acabas de hacer reformas. Incluso puede que sea la primera vez que vas a pintar las paredes de tu nueva casa.

Sea cual sea la situación, vamos a ayudarte a dar con el mejor tono para tus paredes con una serie de consejos para elegir la mejor paleta de colores. Porque un color dice mucho de tu hogar, te puede ayudar a mejorar su habitabilidad e incluso tu estado de ánimo.

¿No te lo crees? Vamos a verlo.

2 consejos antes de elegir los mejores colores para pintar tu hogar

Antes de meternos en harina, debes saber que sobre color no hay nada escrito y no hay nada más personal que el color. Sí, parece un trabalenguas. Nos explicamos…

Cada año surgen tendencias de decoración nuevas, que a veces parecen ser totalmente contradictorias. Por encima de todos los consejos que te demos, debe primar tu decisión y tu objetivo siempre debe ser sentirte lo más a gusto posible entre las paredes que dan vida a tu hogar.

Las reformas, como esta realizada por Cuco Bonitas Reformas, son una buena oportunidad para cambiar el color de las paredes.

#1 Ten en cuenta el espacio

El espacio suele determinar la elección de colores. Si la estancia que vas a pintar es amplia y luminosa, puedes atreverte con tonos más oscuros como morados, naranjas o rojos. Estos tonos no van a restar espacio a nivel visual.

Sin embargo, si la habitación a pintar posee dimensiones reducidas y, además, cuenta con poca o nula iluminación natural, te aconsejamos que optes por tonos más claros y neutros como el blanco, el piedra, los grises o los ocres. Estos tonos aumentarán la sensación de amplitud del espacio y no te sentirás tan ahogado.

Si, a pesar de ser un espacio pequeño, te pirras por tonos oscuros, puedes optar por pintar únicamente una pared o un detalle como un pilar o una columna, y pintar el resto de paredes en tonos claros. Otra opción a tu alcance es pintar en tonos neutros y dar el toque de color con los textiles o con elementos decorativos.

Una estancia del hogar en la que puedes arriesgar con colores intensos a pesar de que sea pequeña es el aseo. Habitualmente, los sanitarios son de color blanco e incluso el embaldosado. Por eso, si tienes alguna zona en la que puedas utilizar pintura, atrévete con los oscuros.

#2 Ten en cuenta la iluminación

Ya lo hemos dejado caer en el apartado anterior, la iluminación es un aspecto importante dentro de la decoración. Por lo tanto, a la hora de elegir los mejores colores para pintar una casa no puedes pasar por alto este punto.

La luz refleja y desvía el color, cambiándolo constantemente, durante todo el día. Los colores más fieles a la realidad de una habitación son los que se encuentran durante las horas del día.

Verás como esos mismos tonos cambiarán al caer la noche y ser iluminados mediante luz artificial. De hecho, hasta las estaciones a medida que transcurren cambian la iluminación natural de una estancia.

Por ejemplo, el índigo (un color a medio camino entre el azul y el violeta), puede aparecer más azul en una habitación y apreciarse con un tono mucho más rojo en otra. Con eso en mente, es crucial que te asegures de que estás satisfecho con un color independientemente de la hora del día.

6 colores que nunca fallan y que harán de tu casa un hogar feliz

Vamos a ver cuáles son los tonos que nunca fallan: los mejores colores para pintar una casa.

Blanco y beige

Lejos de parecer un color aburrido, el blanco es un tono con múltiples posibilidades. Aporta sensación de amplitud a la estancia. Además, tiene un atractivo relajante que trae consigo un ambiente discreto. Son perfectos para diseños minimalistas o de estilo nórdico. Puedes darle un toque de color a través del mobiliario y el textil (cojines, alfombras, plaids…).

Quédate con el blanco si quieres permanecer al margen de tendencias de color pasajeras que pueden cansarte a largo plazo.

Amarillo

Se dice del amarillo que es un color alegre. Incluso algunos lo definen como el color de la felicidad porque nos recuerda la luz del sol. Es algo que no podemos negar.

Ya sea claro y aireado o atrevido y brillante (tanto si tira hacia los tonos mostazas como a los naranjas), el color amarillo también tiene el poder de estimular la creatividad y aporta vitalidad a cualquier habitación de la casa. Combina genial con colores grises.

Verde

El color verde imita la naturaleza y la vegetación. En sus formas más suaves, el verde es un tono relajante que estimula la concentración y la relajación. No en vano, el verde «Greenery» fue el seleccionado por Pantone en 2017 como color del año. Un tono refrescante y tremendamente revitalizante.  

Si te decides a pintar de verde algún espacio de tu hogar, puedes combinar en la misma estancia diferentes tonos de verde.

Azul

El azul es un color que transmite calma, serenidad y optimismo, incluso en sus formas más atrevidas se considera beneficioso para la mente y el cuerpo. De hecho, en 2020 Pantone a elegido al «Azul Clásico» como el color del año.

A nivel de psicología del color se dice que aquellos que eligen el azul se consideran personas leales, en las que se puede confiar. Incluso algunos estudios han descubierto que las personas son más productivas en una habitación azul porque están tranquilas y concentradas. Los tonos azules funcionan muy bien en baños, estudios y dormitorios. También es un color ideal para habitaciones pequeñas.

Rosa

El rosa en tonos claros y pálidos simboliza el amor y se identifica con la amabilidad y la generosidad. Cunado utilizamos colores rosas vibrantes inspiramos el optimismo, la diversión y la energía.

Puedes utilizar rosa en salas de estar, comedores y dormitorios. Sí que debes tener en cuenta en caso de que te decantes con este tono como el mejor para decorar tu hogar que puede reducir la sensación de amplitud. Por eso, te recomendamos pintar aquellas estancias con buena iluminación natural.

Rojo

El rojo es un tono atrevido que transmite seguridad. Diversos estudios han puesto de manifiesto que el rojo aumenta el ritmo cardíaco. es un color que denota optimismo, vitalidad, confianza y lujuria. Cuando lo utilizamos en pintura esa estancia se muestra acogedora y denota una cierta opulencia.

Debes tener en cuenta que el rojo puede ser intenso y aburrirte con el tiempo. Si lo utilizas puedes optar por pintar algunas paredes combinando el resto en otro tono claro, o atenuarlo utilizándolo como zócalo.

Ahora ya tienes claro cuáles son los mejores colores para pintar una casa. Tienes un montón de opciones, anímate con ello y si tienes dudas solo tienes que preguntarnos. Te esperamos en la tienda de pintura y decoración más grande de Internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *